Experiencia

Cultura

El mariachi no es la única música que representa a México

La otra música en México

por Juan Alberto Amézquita

En México tenemos una antigua tradición musical. Nuestra música clásica se remonta al siglo XVI, cuando los primeros compositores que llegaron de la Nueva España trajeron los estilos que estaban en boga en Europa, tanto en el campo de la música sacra como en el de la música profana. Los combinaron con melodías e instrumentos, primero de los pueblos originarios de México, y después de los esclavos traídos de África. Pero si el lector está interesado en conocer un poco más la música mexicana para orquesta, de los siglos XIX y XX, lo mejor es escuchar el disco Mi alma mexicana, de la Orquesta Filarmónica de las Américas, dirigida por la talentosa directora, la mexicana Alondra de la Parra. Este proyecto fue lanzado en 2010, como un homenaje a México para la celebración del bicentenario del inicio de la independencia de la monarquía española, así como el centenario de la Revolución Mexicana.

Este doble álbum, disponible en varios servicios de streaming, contiene verdaderas joyas y nos presenta un amplio panorama de la música mexicana con piezas escritas entre 1884 y 2003. Las piezas del siglo XIX nos muestran cómo la música mexicana siguió de cerca los caminos marcados por los diferentes movimientos musicales en Europa. Por otro lado, las obras que datan de los años posteriores a la Revolución hasta el umbral del siglo XXI son testimonio de que nuestra música orquestal logró un estilo autónomo y distintivo, un verdadero sabor a México, al adoptar géneros populares, como la sandunga, el danzón o el huapango, y elevarlos al plano sinfónico. También son fuente de inspiración poetas como Villaurrutia, o Guillén, que es cubano, pero refleja en su poesía resonancias del Caribe..

La variedad fue uno de los criterios que se siguieron, según nos cuenta De la Parra en el folleto que acompaña al disco. Incorporó una muestra de aquellos compositores que podían representar la música sinfónica en México, aunque no siempre la obra más conocida. Por ejemplo, de la Parra dice que prefirió incluir "El Trópico", una hermosa sandunga, que forma parte de la composición de Carlos Chávez llamada "Caballos de vapor", una celebración del ferrocarril y la modernidad escrita en 1954, en lugar de incluir la "Sinfonía India" del mismo autor. Sin embargo, podemos encontrar el popular vals "Sobre las olas" (1884) de Juventino Rosas, "Sensemayá" (1938) de Revueltas, el conocido y apreciado "Huapango" (1941) de Moncayo, o el "Danzón nº 2 "(1994) de Márquez. De las piezas más recientes, cabe destacar "Íngesu" (2003), una colorida pieza de Enrico Chapela que retrata la musicalidad de uno de los insultos más usados en México, además de la emoción y la fogosidad en un partido de fútbol.Aproveche la oportunidad de conocer esta maravillosa música.

Cada melodía es un trocito de México que permanecerá en tu corazón como alimento para tu espíritu y alegría para tus oídos.





mencionado en esta historia
No se ha encontrado ningún artículo.
también te puede gustar Más de

Experiencia